¿Tiene solución la sensibilidad dental?

¿Alguna vez has mordido un helado esperando una frugal recompensa y en su lugar has sentido un dolor insoportable?

Si es así, lo más probable es que sufras de sensibilidad dental.

 
toothache.jpg
 

Hay dentífricos que prometen aliviar la sensibilidad dental y el dolor causado por el calor, el frío o la presión, pero ¿Qué hacen exactamente? y sobre todo, ¿Qué causa la sensibilidad dental?

Este es el tipo de preguntas que nos gusta contestar en Maxilodental®

Primero debemos conocer un poco de anatomía dental.

anatomia_diente.jpg

Anatomía de un diente

La corona de un diente es la parte que puedes ver y está compuesta por tres capas: el esmalte, la dentina y la pulpa.

El esmalte es la sustancia más dura de todo tu cuerpo y está formado principalmente por minerales como la hidroxiapatita. Dado que el esmalte no contiene células vivas, tu cuerpo no puede reemplazarlo si se desgasta.

La dentina está compuesta por algunos minerales y compuestos orgánicos y está repleto de microscópicos poros que llegan hasta la pulpa.

Finalmente la pulpa contiene células vivas llamadas odontoblastos que se encargan de conservar la dentina además de algunos tejidos conectivos, células nerviosas y vasos sanguíneos.

Sin un esmalte sano que cubra los poros de la dentina, incluso el aire, puede irritar los nervios de la pulpa y enviar señales de dolor a nuestro cerebro.

Los dentífricos que actúan sobre la sensibilidad dental procuran evitar que esto ocurra con químicos que interactúan entumeciendo los nervios para que no envíen señales de dolor o bloqueando los poros de la dentina para que nada llegue a irritar la pulpa.

Pero ¿Soluciona esto mi problema de sensibilidad dental?

La respuesta es no, solo porque los síntomas desaparezcan no significa que el problema se haya ido.

Lo que causa la sensibilidad dental es la erosión del esmalte y tu cuerpo no lo puede reparar. Es por eso que no podemos descuidar nuestra higiene dental.

En ocasiones, la sensibilidad dental puede ser síntoma de problemas más graves, por lo que, siempre has de acudir a tus revisiones con el dentista para evitar mayores problemas.

En conclusión, los dentífricos que actúan contra la sensibilidad dental no van a endurecer nuestros dientes, pero seguro ayudan a poder disfrutar de los alimentos sin sentir dolor.